REGLAMENTO

REGLAMENTO DEL CONSEJO DE ARQUEOLOGÍA

Generalidades

Artículo 1º. El presente Reglamento tiene como finalidad establecer las bases de la organización y funcionamiento del Consejo de Arqueología, que es el órgano científico consultivo, en su especialidad, de la Dirección General del Instituto.

Artículo 2º. Este Reglamento es de observancia obligatoria en su materia según lo dispuesto en la Ley Federal sobre Zonas y Monumentos Arqueológicos, Artísticos e Históricos vigente y en la Ley Orgánica del INAH.

Competencia

Artículo 3º. Corresponde al Consejo:

I Planificar y normar las líneas de la investigación arqueológica que se lleven a cabo en México y proponer y recomendar investigaciones y actividades tendientes a lograr un mejor conocimiento, salvaguarda, conservación y difusión del patrimonio arqueológico nacional.

II Proponer a la Dirección General del INAH las prioridades a las que deben sujetarse en México, las investigaciones arqueológicas.

II Analizar, estudiar, dictaminar sobre los proyectos de investigación arqueológicos que se lleven a cabo en territorio y aguas nacionales, emitiendo el dictamen a los interesados, con copia a la Dirección General del Instituto y a la Coordinación Nacional de Arqueología, de conformidad con las Disposiciones Reglamentarias para la Investigación Arqueológica en México.

IV Proponer y recomendar a las Instituciones del Sistema Educativo Nacional y de acuerdo con las necesidades del país, lo correspondiente a la formación de arqueólogos y de especialistas relacionados con la materia.

De la integración

Artículo 4º. El Consejo se integrara con 11 consejeros:

El Presidente del Consejo de Arqueología.

El Coordinador Nacional de Arqueología.

El Director de Salvamento Arqueológico.

El Director de Estudios Arqueológicos.

El Director de Registro Público de Monumentos y Zonas Arqueológicos.

Tres representantes, uno por cada una de las zonas, Centro, Norte, Sur.

Y tres miembros distinguidos de la comunidad académica.

El Director General designará a los miembros titulares del Consejo, entre ellos al Presidente del mismo, por un periodo de tres años con posibilidad de un ciclo adicional.

Artículo 5º. Para ser miembro del Consejo deberán cubrirse los siguientes requisitos:

a) Ser arqueólogo titulado.

b) Ser investigador Titular “B” o “C”, o su equivalente.

c) Tener prestigio reconocido en el ámbito profesional.

d) Tener experiencia en la dirección de proyectos de investigación.

e) Ser mexicano.

Artículo 6º. El Presidente del Consejo será designado por la Dirección General; dicha designación no podrá recaer sobre el titular de la Coordinación Nacional de Arqueología.

Artículo 7º. La Dirección General del Instituto asumirá la Presidencia honoraria cuando asista a las sesiones del Consejo.

Artículo 8º. Los tres representantes por regiones, así como los tres miembros distinguidos de la comunidad académica, serán nombrados por la Dirección General a sugerencia del titular de la Coordinación Nacional de Arqueología y del Presidente del Consejo, todos ellos por un periodo de tres años con posibilidad de ser reelectos por en periodo adicional. En el caso de que los titulares no puedan asistir a las juntas del Consejo, nombrarán a un suplente para esa sesión.

Funcionamiento del Consejo

Artículo 9º. El Consejo sesionará y resolverá ordinariamente cada dos meses, mediante la convocatoria de su Presidente y habrá tantas sesiones extraordinarias como requieran las necesidades del cumplimiento de sus funciones.

Artículo 10º. Habrá sesiones extraordinarias a petición de la Dirección General del Instituto o a solicitud de cualquiera de sus miembros.

Artículo 11º. Se integrará el quórum con la presencia de siete de los once consejeros o de sus suplentes, tanto en sesión ordinaria como en extraordinaria. Todos los miembros tendrán voz y voto. Las decisiones se tomarán por consenso. En caso de no ser posible esto último, se presentarán las propuestas al Director General para que éste decida.

En caso de no alcanzarse el quórum se convocará a otra reunión para medio hora después; si tampoco lo hubiera, el Consejo sesionará regularmente con los miembros presentes.

Artículo 12º. Los Consejeros tienen la obligación de asistir a las sesiones del Consejo; siendo su obligación en caso de falta por causa justificada, la de dar aviso a su suplente, con la debida anticipación, para que asista en su lugar (en el caso de las Direcciones que conforman la Coordinación Nacional de Arqueología, los suplentes serán los Subdirectores y en el caso de los centros INAH será el responsable de área de arqueología).

Artículo 13º. Cuando por dos reuniones consecutivas, el consejero o su suplente no asistan y no justifiquen debidamente estas ausencias, tendrán que justificar su inasistencia al Presidente del Consejo de Arqueología.

Artículo 14º. El Consejo sesionará y resolverá conforme a lo establecido en el correspondiente orden del día, que estará a cargo del Presidente. Al comenzar la sesión se dará lectura al acta de la sección anterior para que esta sea aprobada o enmendada, según sea el caso.

Artículo 15º. El Consejo recibirá todos los proyectos e informes arqueológicos, en dos copias impresas y dos CD-R, tanto del Instituto como de otras instituciones para su dictamen en un plazo no mayor de sesenta días naturales después de su entrega.

Artículo 16º. En casos extraordinarios y urgentes, el Consejo analizará los proyectos que surjan por las obligaciones de la propia Institución, en la fecha que esto sea necesario.

Artículo 17º. Las resoluciones del Consejo se comunicarán por escrito a la Dirección General, la que dará las instrucciones necesarias al Coordinador Nacional de Arqueología y al Presidente del Consejo de Arqueología.

Artículo 18º. El Consejo dictaminará o recomendará a los responsables de proyectos, de oficio o a petición de parte, medidas técnicas, y resolverá las discrepancias que se presenten con motivo del desarrollo de dichos proyectos.

Artículo 19º. El Consejo podrá, por sí mismo o a través de representantes designados ex profeso , llevar a cabo inspecciones de los proyectos arqueológicos que se estén realizando.

Artículo 20º. Cuando se considere conveniente, el Consejo podrá solicitar la participación de especialistas del Instituto o de otras instituciones o dependencias, en aquellos asuntos que se requiera, a fin de aclarar puntos sobre proyectos presentados o problemas de investigación arqueológica en general.

Artículo 21º. El Consejo recibirá los informes parciales y finales que rindan los responsables de los proyectos, en dos copias impresas y dos CD-R, a través de los titulares de las dependencias del Instituto o instituciones autorizadas para ello.

Artículo 22º. Para planteamientos de proyectos y presentación de informes se atenderán las Disposiciones Reglamentarias para la Investigación Arqueológica en México.

Artículo 23º. El Consejo autorizará los proyecto mediante el análisis del dictamen emitido por los tres arqueólogos seleccionados entre los miembros de la especialidad que realicen trabajo arqueológico en México.

Artículo 24º . Los dictaminadores serán arqueólogos titulados, Titular “B” o “C”, con reconocido prestigio profesional, y experiencia en la dirección de proyectos y mexicanos.

Artículo 25º. Para ser dictaminador, se requiere suscribir un documentos donde comprometa la imparcialidad y objetividad de su análisis, así como la confidencialidad de los documentos que reciba, enviando su dictamen por escrito a la Presidencia del Consejo a más tardar en un mes, a partir de la fecha en que los recibió por parte del Consejo.

TRANSITORIOS

Primero . El presente Reglamento entrará en vigor a partir de la fecha de su firma.

Segundo . Quedan sin efecto las disposiciones del Reglamento del Consejo de Arqueología vigentes hasta esta fecha.

México, .D.F., octubre de 2005.